Archivo

Archive for the ‘Rutas por Cataluña’ Category

Cuestión de pundonor

La idea inicial de este post era consistia en una foto de mi persona con un cartel de “carretera de les aigües, Collserola” bien visible detrás y un pie de foto que dijera ¿De qué decías que no era capaz… c******?

Pero llamar c****** a la persona que me ha vuelto a subir en la bici y que ha estado entrenando conmigo durante meses para que yo fuera capaz hoy de llegar a Collserola, no estaría bonito. Además… me he quedado sin batería nada más salir de casa  😉 Así que las fotos no son mías, son de flickr y están etiquetadas en enlazadas como corresponde 🙂

Carretera de les Aigües

Carretera de les Aigües by stvcr, on Flickr

En realidad no tenía ni idea de que iba a llegar tan lejos. He salido a investigar un poco esta ruta, por supuesto, cómo no llevo GPS, me he perdido miserablemente a los 5 minutos de dejar atrás el hospital de san Juan de Dios.

Carretera de les Aigues

Carretera de les Aigues by borkur.net, on Flickr

Desde el principio el ascenso ha sido duro, cuando he visto la inclinación de la calle que subía desde el hospital hacia el parque, casi me pongo a llorar. He hecho una parada para beber agua y coger aire, plato pequeño, piñón grande y para arriba, 20 metros más adelante (o 10)… he vuelto a parar y un señor me ha dicho: no te lo subes. Le he contestado que claro que no, pero que mañana subiría un poco más que hoy, y he seguido otros 20 metros más. Sin resuello, he mirado la cuesta y ahí a la izquierda salía la calle Joan Miró, justo la que tenía que coger…. Salvada por los pelos!.

A partir de esta calle me he perdido y me he metido por una propiedad privada empinadísima, difícil con tierra suelta y muchas piedras… Tras unos 30 metros de pedaleo y 100 de bicisenderismo (bici al hombro) he llegado a una valla y me he tenido que dar media vuelta. Al poco de empezar a bajar he visto el camino que se señala en el mapa y lo he seguido tranquilamente hasta llegar hasta Pau Vergos y al torcer para volver a entrar en el parque es cuando me he muerto.

Mis pobres pulmones han dicho basta. Mis piernas no daban más de sí, el corazón se me salía por la boca y he empezado a sudar de tal manera que me he tenido que quitar la camiseta. Y ahí es dónde ha aparecido el gran Tony y me ha salvado la vida. Imaginamos el cuadro: señora gorda de mediana edad arrastrando bici por sendero de Collserola sudando como un pollo y con una camiseta interior de tirantes… que no tapa ná. Ha tenido que ser toda una visión. Jajaja

Me ha acompañado y guiado durante un de kilómetro o algo más de bicisenderismo hasta una rotonda, desde la que salía su camino hacia Molins, cerca de la font de la mandra. Ahí estaba yo dispuesta a dar media vuelta y enfilar para casa pero me ha insistido que a la derecha salía la un camino maravilloso, la carretera de les aïgues, perfectamente señalizado y desde el que se veía todo Barcelona, que no era difícil, que lo intentara, que merecía la pena.

desde carretera de les aigües

desde carretera de les aigües by ogomogo, on Flickr

Y así ha sido. He disfrutado como las locas. Ha habido un repecho un tanto duro que me lo he tenido que hacer de 20 en 20 metros y arrancando la bici en diagonal al camino para no caerme de culo, pero una vez superado eso, ha sido una auténtica gozada. Un camino maravilloso, con unas vistas…. no tengo palabras.

Y esa bajada a toda velocidad, pasando por la UOC, el Mirablau y la calle Balmes desde el inicio hasta plaza de Cataluña… ha sido espectacular, que fuera un domingo de agosto con tráfico cero, supongo que ha ayudado lo suyo.

Un fin de semana bicicletero completito. Quiero más!

PD: Mi “sufrimiento· para subir no debe asustar a nadie, no soy Induráin precisamente. Si yo puedo… tu puedes 😉

Una excursión improvisada: Barcelona – Vilasar de Mar

Ayer nos hicimos una excursión con la que no contábamos. Nos salió así, sin querer. La idea era ir a Badalona, picar algo allí y volver. Un paseo de hora y media. Surgió la idea porque le comenté a un amigo que solo había ido hasta el forum; que a partir de allí siempre me encontraba con nudos de carreteras y acaba volviéndome; así que hacía ya algún tiempo que teníamos pendiente el paseo para que yo aprendiera el paso por la playa.

Ayer por fin nos decidimos a ir. Como se suponia que era un paseito, nos llevamos a Estrella en su cesta. Se lo pasó en grande, aunque acabó de la cesta hasta el gorro la pobre porque lo que iba a  un paseito de un par de horas se convirtió en una excursión de todo el día hasta Vilasar de Mar. 50 km, no está mal para haberlo no  planeado!

Barcelona - Vilasar

Camino de vuelta

El quid en el forum estaba en que en lugar de seguir recto como hacía yo hay que meterse dentro y cruzar el puerto  por un puente (bastante chulo lo de pasar por encima de los barcos atracados, por cierto), llegas a un parque y de ahì, al final a la izquierda llegas al puente que cruza el Besós, lvas a parar a un polígono industrial, unos 200 metros mas allá pasas la fábrica de anís del mono y ya puedes coger el paseo marítimo otra vez.

En un plis entrábamos en el centro de Badalona donde, siguiendo el buen criterio de Sergi, nos dirigimos hacia la iglesia (su teoria es que al lado de las iglesias siempre hay un bar porque la gente se aburre en las bodas y se sale a tomar algo). Efectivamente, en la placita que hay frente a la iglesia dimos con el “Centro parroquial San Josep”, sitio que recomiendo encarecidamente a todo excursionista que se pase por Badalona. Dimos buena cuenta de unas bravas (eran patatas con mayonesa y pimienta, pero qué patatas!!! Qué ricas), butifarra con escalivada, ensaladilla…. Vamos que nos pusimos morados.

Badalona

Centro parroquial San Josep - Badalona

Como era temprano decidimos seguir hasta Mongat y así lo hicimos después de preguntar el camino a unos amables (y guapos) patinadores que había en la mesa de al lado. Y piano pianito, un poquito más, un poquito más nos plantamos en Premiá de Mar. Y allí nos encontramos con una disyuntivaa la izquierda salía un tunel con pinta de incorporarse a la nacional (que sin casco y con la perra en la cesta estaba descartado) y a la derecha un camino que se metia por la playa. Para entonces ya se nos había metido entre ceja y ceja llegar a Vilasar así que le preguntamos a un señor que había allí con su bici y nos dijo que el camino se convertía en playa unos 300 metros más adelante. Decidimos seguir hasta dónde pudiéramos, al poco nos cruzamos con una pareja perfectamente pertrechada con Mountain bikes, cascos y toda la parafernalia que también se volvían. Sergi, como buen aragonés decidió que nosotros seguíamos.

Premiá de mar

Cruzando la Rambla

Cruzamos la rambla andandito, como puede verse y al poco nos en contramos con que el camino desaparecía. Justo en ese punto vimos un paso subterráneo para peatones que cruzaba la nacional y las vias del tren y decidimos probar suerte adentrándonos en Premiá a ver si encontrábamos una calle que nos llevara a Vilasar ( no quedaban más de 500 metros ya), pero no tuvimos suerte los 500 metros entre ambas poblaciones estaban ocupados por unos inmensos viveros vallados hasta el último centímetro. Bastante descorazonados y a punto de resignarnos y dar media vuelta nos cruzamos con un chaval de unos 12-13 años en bici y yo vi el cielo abierto, la chavalería me ha salvado en más de una ocasión (a esas edades no tienen coche ni moto todavía así que se mueven en bici y se las saben todas). Efectivamente nos dijo que pegado a la nacional, entre la valla del vivero y la de la nacional había un paso, y allí estaba, sin más novedad salvamos los últimos 500 metros hasta Vilasar donde repusimos fuerzas, frente a la iglesia por supuesto. La vuelta la hicimos toda seguida hasta la Barceloneta, donde hicimos una parada técnica en le petit bar (carrer judici), tienen un vermut y unas anchoas del cantábrico de órdago. Finalmente, llegamos a casa a las 9 de la noche derrotados, pero encantados… Y decididos a llegar a Mataró la próxima vez.

Lecciones del día: si llegas a un pueblo desconocido y necesitas un bar desesperadamente, busca la iglesia; si te pierdes pregúntale el camino a un/a preadelescente.

La ruta: http://ca.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2667298

3 rutas por el Delta del Ebro

31 agosto 2011 4 comentarios

Tres días pedaleando por el paraíso, no puedo decir otra cosa. Lo organizamos de un día para otro; más bien no organizamos nada y nos tiramos a la piscina directamente. En el Hotel el primer día nos proporcionaron un mapa general del parque con las diversas rutas y mientras cenábamos en un bar del pueblo, nos organziamos las rutas, saliendo de Ampostá. Al final este mapa que nos dieron en el hotel nos resultó mucho más útil que los itinerarios ciclistas que hay colgados en Internet  y los que nos dieron en la casa de fusta porque nos daba una visión más general y nos permitía enlazar unos caminos con otros y hacer rutas más largas que las propuestas.

Deltebre - Bar el Mirador

Observese la cara de felicidad - Bar el Mirador - Deltebre 2º día

Leer más…

Preparando ruta por el Delta del Ebro con perro

26 julio 2011 1 comentario

Sigue ahí picándome. Diciéndome, ven. El pequeño vistazo que le eché el otro día al parque natural del parque del Ebro ha sido suficiente. En realidad este post es un ejercicio privado para apuntarme datos que me van a ser útiles a la hora de organizar el viaje.

No sé cuándo voy a ir, ni cuántos días, tampoco sé si voy a ir sola o acompañada pero lo que sí que tengo claro es que voy a ir con perro. Así que la primera pregunta es ¿Dónde voy a dormir? El camping es la opción más obvia, pero si puedo elegir prefiero un alojamiento rural.

Mi primera opción a sido aturebre pero sospecho que el buscador no funciona porque no me ha dado ningún resultado ni con animales ni sin ellos en ninguna fecha a lo largo del 2011. En turisme ampostá he tenido más suerte, al buscar alojamientos rurales lo primero que aparece es un pdf con los establecimientos en los que sí admiten animales, eso sí luego hay que ir contrastando cada uno de ellos con el listado, lo que lleva su tiempo, así que para facilitarme un poco las cosas ahí va: Leer más…

Categorías:Rutas por Cataluña

Un paseo por el Delta de Ebro

Hace muchos años, conocí a un chico de Tarragona que hablaba maravillas del parque natural del Delta del Ebro, especialmente para andar en bicicleta, pero por aquél entonces no montaba en bicicleta y Tarragona no me quedaba muy a mano. Ahora, resulta que paso por ahí cada vez que hago el recorrido Cabo de Palos Barcelona y esta vez… no pude resistir la tentación ; como me tocaba ya la segunda parada del viaje, cogí la salida 41 pensando que siempre sería más bonito cualquier bar que me encontrara en el camino que una estación de servicio de la carretera. No me equivoqué.

Rio Ebro. Deltebre

Deltebre: terraza del bar El Mirador

Nada más entrar en el pueblo encontré un bonito bar, conseguí aparcar unos 30 metros más adelante y cuando me disponía a ir para allá, descubrí un precioso paseo al borde del río, perfecto para pasear a la perra y… para dar un paseito en bici 😉

Paseo por la orilla del Ebro

Paseo por la orilla del Ebro

Fueron apenas 4 kilómetros ida y vuelta y a paso de tortuga porque iba con Estrellita y sin cesta, pero fue un ratito glorioso después de 450 kilómetros de coche y con otros 200 por delante.

Paseo por la orilla del Ebro

Zona de pesca. Deltebre.Tarragona

Me gustó tanto que decidí perder unos minutos y pasarme por el centro de información turística y hacerme con unas alguna ruta cicloturisma e información sobre alojamientos. Estuve casi una hora dando vueltas por el pueblo hasta que finalmente tiré la toalla y me di por vencida… al fin y al cabo ¿Para qué está internet?

Rio Ebro. Parque Natural del Delta del Ebro

Rio Ebro. Parque Natural del Delta del Ebro

Parque Natural del Delta del Ebro

Categorías:Rutas por Cataluña
A %d blogueros les gusta esto: