Archive

Posts Tagged ‘carril bus’

Un día atípico en la bici: multas y piropos

26 abril 2012 9 comentarios

Hoy cuando iba a clase he visto a un par de policías en bici, hasta ahora nunca los había visto en Barcelona, además estaban multando a una ciclista por circular por la acera. La foto no es que sea muy buena porque me he camuflado detrás de un árbol para hacerla disimuladamente. No sé si está permitido fotografiar a la policía y además sólo faltaba que me multaran a mí también por ponerme hacer fotos mientras conduzco 😛 (alego en mi defensa que estaba parada en un semáforo).

Policías ciclistas multando a una señora

Policías ciclistas multando a una señora en las ramblas

A la vuelta de clase, me he llevado una alegría, un taxista me ha echado el piropazo del año, al adelantarme, se ha puesto a mi altura y me ha dicho: “eres la única de Barcelona que sabe conducir”. ¿Y por qué lo ha dicho? Porque voy por mi carril, respetando el carril taxi-bus y señalizando todas y cada una de mis maniobras. Yo iba por la calle Valencia (que tiene carril bus), he señalizado un giro a la derecha para torcer por Balmes y él ha reducido un poco la marcha para dejarme pisar el carril bus al girar (está permitido los últimos metros en los giros a la derecha, hay líneas discontínuas), lo he visto he hecho el giro y he vuelto a coger el segundo carril ( el primero dejando libre el carril-bus) y ahí ha sido cuando me ha adelantado por su carril y me ha soltado su piropo. Me he ido encantada el resto del camino.

Después de un año yendo en bici a la escuela (y a todas partes), he descubierto algunas cosas:

  • Cuando utilizo la bici como medio de transporte, para ir un sitio a otro y con el reloj con la mano, invariablemente voy por la calzada y además evito cuidadosamente las calles semipeatonales, las calles con carriles bici y las calles “estrechas” siempre que puedo. Después de mucho probar subo a la escuela por las ramblas y luego por la calle Aragó. ¿Por qué? Por que en Aragó hay 6 carriles, y nadie tiene el más mínimo problema para adelantarme, nadie se pone nervioso. A la vuelta voy por Valencia que sólo tiene 2 carriles (pero es llano y corro algo más) y tuerzo por Balmes que también tiene muchos carriles y me resulta cómoda. Es decir: cuanto más ancha es la calle más cómoda me siento aunque los coches vayan más rápido. El quid de la cuestión está en comportarse como un coche y ser predecible.
  • En cambio, cuando voy de paseíto y no tengo prisa (suelo llevar a la perra en la cesta) elijo calles peatonales, semipeatonales, espacios compartidos, carriles bici… porque en ese caso me da exactamente igual tardar 5 minutos que 15 y la verdad es que me da miedo que alguien me pite y la perra se asuste se tire de la cesta y me la atropellen, por lo que en este caso voy por sitios sin coches siempre que me es posible. Vamos mi forma de conducir no tiene absolutamente nada que ver en un caso y en el otro, salvo por el hecho de que vaya por dónde vaya, siempre señalizo mis movimientos.

A pasar un buen día 🙂

A %d blogueros les gusta esto: