Archivo

Posts Tagged ‘bibicleta plegable’

Ese oscuro objeto de deseo

1 agosto 2010 16 comentarios

No la mencioné cuando reflexionaba sobre qué bicicleta plegable comprar porque era una de esas que “se sale completamente del presupuesto“. Una Dahon Speed TR. ¿Y por qué esta bicicleta en concreto? Porque para mí es importante poder subirme en un tren para una excursión de fin de semana con mi bici; más que eso, es fundamental. Así que, aunque se salía por completo de mi presupuesto, busqué información sobre ella, su comportamiento en viaje, pregunté en varias tiendas, miré catálogos…. Y aquí está ese bellezón.

Objeto de deseo

Dahon Speed TR

Fui a recogerla ayer, a Ciclos Moratalaz y el señor de la tienda (Jose Luis) y yo babeábamos por igual al mirarla. Eso me hizo gracia. Era obvio que le parecía un bicicletón y es un bicicletón. Todo en ella está pensado hasta el más pequeño detalle. Quizá le sobran unos cuantos cables pero es un flipe de bici. Es robusta, con el cuadro de acero, pesa poquísimo y se pliega en 3 movimientos. Tiene portabultos delantero y trasero, dinamo para la luz delantera, y hasta un cargador USB para el movil, el ipod, el GPS o lo que que se te ocurra. El manillar es increíblemente ajustable, acostumbrada a la mtb, el poder regular el manillar a la altura/posición que más cómodas me resulten, me hace dar botes de alegría.

La Dahon Speed TR plegada

La Dahon Speed TR plegada

Lo mejor de esta bici, es que no sólo me va a permitir moverme por Madrid, cogiendo el metro y el Tren de Cercanías a la hora que quiera, sino que además me permite viajar con ella. Porque… Si quieres irte un fin de semana a Asturias con tu bici, lo más práctico es coger el tren, pero entonces ¿Qué haces? ¿Te limitas a circular por pueblos, carreteras y caminos asfaltados? Cómo sabes que no te vas a tener que meter por un camino de tierra para llegar al lago en el que te apetece darte un chapuzón? La speed TR es una bici dura y polivalente dónde las haya.

Dahon Speed TR medio plegada

A medio plegar, para llevarla como un carrito

Hoy la he cogido por primera vez. Me he hecho un pequeño recorrido desde casa hasta Hypercor (para practicar cuestas) y ha sido un auténtico placer. He tenido que parar a ajustar el sillín varias veces (no he tomado la precaución de “medirme” y lo he hecho a ojo de buen cubero y así me ha ido). También, al poco de salir de casa se me ha caído el iman, al volver a casa lo he recolocado en su sitio con una llave inglesa. Por lo demás, he llegado sin novedad y sin grandes sufrimientos. Cómoda, dura, fiable… Ya iremos viendo. Necesito averiguar cómo colocarle un portabidones, me niego a llevar el agua a la espalda, que hace musho calor.

Seguiremos informando, me voy a dar una vuelta en la bici.

PD: 2 Rutas por Aravaca, desde la Estación de Cercanías de Arava hasta Hypercor y hasta la  Avenida de Valdemarín, dos rutas cortas y empinaditas, para ir practicando las cuestas de marid.

A %d blogueros les gusta esto: