Archive

Posts Tagged ‘perro y bici’

Domingo biciperruno

28 noviembre 2010 7 comentarios

Hoy tenía una comida familiar en Aravaca, como hacía un día estupendo y estaba cerca… ¿Qué mejor excusa para ir por ahí ahí haciendo el ridículo?  Una vez más he montado la cesta en la bici, he colocado a  Estrellita dentro y a la calle. Eso sí, ya que nos iba a mirar todo el mundo, me he tomado la molestia de ponerme un vestidito monísimo, las botas de diana cazadora y el abriguito pijo.

Estrellita en su cesta

Estrellita en su cesta

Tal y cómo me temía, nos han dicho de todo, los mejores, unos que nos han ladrado 😉 Me ha encantado la sensación de ir por la ciudad, vestida de calle, pedaleando con mi perra para ir a casa de unos amigos. Quizá es de las cosas que más hecho de menos de la playa, normalmente el tráfico y la distancia no me lo permiten. Estrella no puede viajar en Metro ni en autobús, pero acabo de ver que sí puede hacerlo en el cercanías…. ya se me están ocurriendo maldades 😉

Categorías:En bici por Madrid Etiquetas: ,

Estrellita aprende a ir en bici

Que si una caja de frutas, que si una caja plegable del Leroy Merlín… al final…. una caja de mimbre viejuca que andaba por aquí. La Nena (la perra grande) se escapó ayer todo el día (forma parte de su rutina), así que a la hora de ir a ver el partido no quise dejar a la pequeña sola (se asusta con los petardos), empecé a buscar cómo llevármela y no encontraba nada. Y allí en lo alto de un armario estaba la cesta de mimbre, bastante baqueteada y llena de cachivaches, pero parecía del tamaño adecuado.

La bici con la cesta incorporada

La bici con la cesta incorporada

Así que vacíe la cesta, metí a la estrellita dentro y cupo! Y ahí que nos fuimos al fútbol, después a un concierto y de vuelta a casa. Oye, cómo si hubiera ido en bici toda su vida. Ni menearse. Más féliz que una perdiz la tía. Así que esta mañana, en vista de que la nena seguía sin aparecer, la he vuelto a meter en la cesta y nos hemos ido a buscarla. Cómo no la hemos encontrado, no sé muy bien cómo, hemos acabado en Los Nietos, viendo a los kiters mientras tomábamos una merecida cocacola.

Ir con la Estrella en la cesta es una risa, el personal alucina muchísmo, ella va tan pichi, a ratos echada, a ratos sentadita observando lo que se cuece. Hasta nos han hecho una foto.

Estrellita en la bici

Estrellita en la bici

Una vez en el puerto de Cabo de Palos, nos hemos encontrado con la nena y la buena samaritana que la había recogido, así que ahí que nos hemos vuelto las tres: nena con la correa, estrella en su cesta y la menda dándole a los pedales 😛 Lástima que por Pozuelo no se  puedan hacer esas cosas, porque ha sido un puntazo!

PD: La rodilla, mmmm, ha habido un mal momento pero luego, no se ha vuelto a quejar.

Categorías:En bici por el Mar Menor Etiquetas:

Dos en uno

4 febrero 2010 4 comentarios

Aquí dejo una foto de mi “compi”, con los dos perros atados al mismo “springer”, la cosa tuvo bemoles y el Aspi se pasó la mitad del camino protestando vía moder las ruedas 😛

Aspi y Katrina en la bici

Aspi y Katrina en la bici

Categorías:Día a día Etiquetas:

Nuevos objetivos

28 enero 2010 15 comentarios

Tanto frío y tanto viento me están empezando a afectar. Ya era malo no poder coger la bici pero tampoco salir a andar….

Cómo todo tiene su lado positivo, tanta charla al calor de la chimenea tomando té y comiendo bizcochos ha dado su fruto: hemos decidido hacer el camino de santiago en bici. Con los perros. Tenemos tres. Ninguno baja de los 25 kilos. Estamos locas.

Katrina y la nena, futuras perras cicloturistas

No sé en qué va a acabar todo esto, pero lo que sí está claro es que si queremos siquiera planteárnoslo, tenemos que entrenarnos a fondo,  nosotras y los perros.  Empezamos la semana que viene.

Aspi en Calblanque

Aspi, todavía no sabemos si turista o guardián

De momento vamos empezar saliendo con los perros 3 veces por semana a pasear y a coger fondo: Mar de Cristal, los Belones, los Nietos, los Urrutias. Una vez que consigamos llegar a Los Urrutias, nos arriesgaremos a un fin de semana biciperruno y nos largamos a moratalla a hacernos la vía verde del Noroeste. ¿Suena bien eh?

Habrá que ver cómo responden los perros, si les gusta, se divierten, qué tal llevan lo de hacer camping… Crucemos los dedos 😉 Ojalá cuadre, porque hacerse el camino de Santiago, en bici y con perro puede ser una auténtica aventura. No tanto como irse a Japón solito con tu bici, pero una aventura 😉

Mañana a las 12: revisión general de bicicletas. La mía va frenada, me parece que toca taller, pero se va a intentar.

En la bici con el perro

18 diciembre 2009 4 comentarios

Últimamente estoy enseñando a la nena a ir conmigo en la bici. La chica es un caballito y necesita hacer mucho ejercicio. Creo que si se acostumbra a salir conmigo en bici vamos a tener el problema del “escapismo” resuelto en un 80% (un perro cansado no se escapa).

He cometido un error, cómo la perra a la izquierda va estupenda (es su posición andando y ya se lo sabe), la he dejado que vaya a la izquierda, pero por lo que he ido leyendo sobre ir en bici con el perro es mucho mejor llevarla a la derecha. Tiene toda la lógica si tienes que salir a la calzada el perro va protegido y un ciclista es mucho más visible que un perro que no levanta medio metro del suelo. Así que ahora me toca reeducar a la nena para que vaya a mi derecha en lugar de a mi izquierda.

Paseando al perro con la bici

Paseando al perro con la bici

La tendencia a llevarla a la izquierda se debe a los frenos, el que más se usa es el de atrás y es más cómodo frenar si no llevas la correa del perro en la mano. Habrá que estudiar la posición para poder frenar con facilidad y a la vez llevar a la perra.  Meterse la correa por la muñeca o sujetarla a la bici está completamente descartado. La perra tiene que ir “suelta”, es decir al más mínimo tirón debe quedar libre porque si no la piña puede ser antológica (lo sé porque lo he sufrido en mis propias carnes). Ahora apenas sujeto la correa con el dedo meñique y si se quiere ir que se vaya. No da ya muchos tirones, el problema es que se entusiasma y si fuera por ella yo no tendría ni que pedalear, me llevaría ella 😉

La idea de llevarla andando al principio para que se acostumbre es magnífica, de hecho creo que la voy a poner en práctica para acostumbrarla a ir a la derecha. Una vez que la perra vaya perfecta en su sitio, la idea de pillar un springer no es ninguna tontería, aunque creo que el perro debe aprender a ir con la bici primero y eso incluye ignorar a otros perros y a los gatos cuando va contigo en la bici. Un perro cómo el que sale en el video de demostración, tirando para todos lados y ladrando a todo el que pasa asusta al personal.

Y una vez que te has acostumbrado a ir con el perro en la bici, la cosa engancha y no puedes evitar plantearte…. ¿Y si me la llevo por ahí un fin de semana de excursión? Sería una gozada poder irse con la perra un fin de semana con la bici, a hacer una ruta. Pero ahí ya estamos hablando de distancias más serias. Es cuestión de entrenamiento supongo pero tampoco es cuestión de agotar al animal. Un transportín se presenta como una opción a considerar para cuando esté cansado.  La idea es atractiva, no sólo por compañía, también por seguridad. Cuando vas en la bici sola por esos mundos un perro del tamaño de la mía impone, no tengo por qué contarle a nadie que en el fondo es un caniche.

Mmmm creo que ya tengo un proyecto: entrenar a la perra para que se pueda venir a pasar un fin de semana de excursión en bici conmigo. Mira esa es una buena pregunta para rodadas, voy a echar un vistazo en el foro.

Nuevo equipamiento

16 diciembre 2009 2 comentarios

Esto de pasear a la perra en bici tiene sus inconvientes: te piñas.  Y a la segunda piña mis maravillosos “cuernos” specialized de “diseñi” fenecieron. Muy ergonómicos, muy muy cómodos pero débiles. El manillar y el “cuerno” van unidos por una pieza de goma que además es hueca. Claro al ritmo que me voy yo al suelo, no me han durado ni 2 meses 😦 .

Cómo los frenos necesitaban una miradita, había perdido el casco, no sabía cambiarle la combinación al candado y las luces no funcionaban muy bien decidí que era el momento de hacer una visitilla al taller. Ahora la bici parece un torete; entre la pieza para subirle el manillar,  los “cuernos” y las alforjas, empieza a ser una bici con “personalidad”, sólo me falta pintarla de lila o algo 😀

El nuevo cuerno de la bici parece sólido

Me han cambiado las pastillas de los frenos delanteros, ahora noto los traseros un tanto “relajaos”, así que en cuanto remita un poco este frío saco la bici al patio, le ajusto el freno y de paso le pego un buen lavado y engrase a fondo, que falta le hace.

Por cierto hoy la perra ha venido en la bici niquelada. Ni un renuncio.

Categorías:Mantenimiento de la bici Etiquetas:

Un pedazo de paseo

9 diciembre 2009 2 comentarios

El de hoy ha sido un paseo glorioso. De esas veces que disfrutas a lo grande y además eres consciente de que estás pasando por un momento especial, de esos que hay que atesorar.

La nena

La nena disfrutando de lo lindo por el campo

Nos hemos ido hasta Mar de Cristal, me ha tirado dos veces (una en los cubanitos y otra en Playa Honda) pero ha merecido la pena. Nos lo hemos pasado bomba las 2.

Desayunando en el Arena Café - Mar de cristal

Desayunando en el Arena Café - Mar de cristal

Nos hemos pegado un buen desayuno en el Arena Café, muy agradable. Es un bar perruno, tienen un cubo con agua fresca para los visitantes de 4 patas, lo cual es muy de agradecer.

La nena con su botella tan féliz

La nena con su botella tan féliz

A la vuelta, la nena se ha encontrado un juguete y con la botellita que nos hemos ido para todos lados. La verdad es que con esas pintas, no me extraña que la fotografiada ayer fuera yo 🙂

Categorías:Día a día Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: