Inicio > Alimentación y salud > ¿Por qué tienen tan poco éxito las alertas sanitarias sobre La dieta Dukan?

¿Por qué tienen tan poco éxito las alertas sanitarias sobre La dieta Dukan?


Pues a mi entender, se debe en gran parte a que, a ojos de una persona con tendencia a la obesidad que ha seguido un montón de dietas hipocalóricas a lo largo de su vida acusan a la dieta dukan de unos males que ellas mismas padecen, entre otras cosas, se la acusa…

  • Efecto rebote: ¿Hay alguien por ahí con tendencia a la obesidad que haya hecho una dieta hipocalórica y no haya recuperado jamás ni un gramo sin verse obligado a seguir haciendo dieta todo el tiempo? (y digo tendencia a la obesidad, no me refiero a alguien que haya cogido 20 kilos puntualmente por una pierna rota o algo parecido).
  • Es cara: ¿Y las dietas hipocalóricas no? Aparte de los gastos que suponen endocrinos, nutricionistas y dietistas en sí mismos, los alimentos que se consumen en unas y otras son básicamente los mismos, con la diferencia de la fruta: Carnes y pescados magros, verduras y hortalizas no leguminosas, lácteos desnatados… y todo de primerísima calidad, porque cocinar a la plancha y al vapor sin apenas grasas ni sal (común a ambos tipos de dietas) potencia los sabores de los alimentos mismos y la frescura y la calidad son absolutamente necesarios.
  • Cumple las características de las dietas fraudulentas: las características de las dietas fraudulentas, son una definición legal.
    • Promete resultados mágicos: Dukan no promete resultados mágicos, sino una pérdida de 1 kilo a la semana que irá reduciéndose a medida que avanza la dieta. Es decir, exactamente lo mismo que prometen las dietas hipocalóricas: una pérdida media de 3 kilos al mes a lo largo de la dieta (en las dietas hipocalóricas también la pérdida es espectacular el primer mes, hasta 7 u 8 kilos).
    • Prohibición de un grupo de alimentos, exactamente igual que las dietas hipocalóricas (bueno, estás, los “desaconsejan”), ¿Conocéis a alguien que se forre a tocino, arroz, pasta y legumbres haciendo una dieta hipocalórica? Es cierto que los hidratos de carbono se permiten en cierta medida, pero conozco muy pocas personas que haciendo una dieta hipocalórica prefieran 20 grs de arroz a 300 de lechuga. El resultado es que al igual que en la dieta dukan se ingieren muy pocos hidratos de carbono al día en las hipocalóricas (60 grs de pan integral y alguna patata pequeña muy de vez en cuando, básicamente lo mismo que con el salvado de avena, trigo y la maicena en la dieta dukan).
    • Listas de alimentos “buenos y malos”: Las dietas hipocalóricas también tienen estas listas y entre los malos están las grasas, mantecas, tocinos, embutidos, bollería industrial, frutos secos, azúcar…. es decir, exactamente los mismos que en la dieta dukan con la salvedad de las legumbres (que están permitidas en las hipocalóricas pero que nadie come porque te mueres de hambre) y de la fruta, que tiene básicamente los mismos nutrientes que la verdura a excepción del azúcar.
    • Exageran la realidad científica de un nutriente, las proteínas y el salvado. Yo he leído los tres libros y dice básicamente lo mismo que los demás sobre ellas, lo que sí te dice es que comiendo más proteinas te sacias antes y necesitas comer menos cantidad. Y es cierto. Y también lo dicen los más sesudos estudios científicos que actualmente nos recomiendan comer hidratos de carbono integrales porque se hinchan, se digieren más despacio y sacian más.
    • “Aconsejan productos dietéticos a los que se atribuyen pro-piedades extraordinarias”, Pues sí el señor es muy marketiniano, pero en lo que a productos dietéticos se refiere, aconseja los mismos que los demás: cereales integrales (salvado de avena y de trigo) y aceite acalórico, ese mismo que recomiendan un montón de dietas hipocalóricas, la primera vez que lo tomé tenía 9 años. También vende productos como “devorkal”, aromas alimentarios, ahora está sacando comida precocinada. Es decir, exactamente lo mismo que hacen los farmacéuticos y herbolarios de medio mundo sin que nadie les tache de “fraudulentos”.
    • “incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad,” Por poner un ejemplo archiconocido, ¿Alguien se ha fijado en la publicidad de la corporación dermoestética? ¡Y la pasan por la tele en hora de máxima audiencia!
    • contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida. ¿Exactamente a qué afirmaciones y a qué “colectivos sanitarios de reputación conocida se refiere”?. Dado que el documento no lo dice, resulta un tanto difícil de refutar.
  • Ilegalidad de sus afirmaciones: de nuevo nos encontramos con una definición legal, vamos a verla:

Puede comprobarse la ilegalidad de dichas frases revisando el Real Decreto 1907 / 1996, de 2 de agosto, que especifica claramente:

“Queda prohibida cualquier clase de publicidad o promociones directa o indirecta, masiva o individualizada, de productos, materiales, sustancias, energías o métodos con pretendida finalidad sanitaria en los siguientes casos”:

[…] Que sugieran propiedades específicas adelgazantes o contra la obesidad.
Que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta.
Que utilicen el término «natural» como característica vinculada a pretendidos efectos preventivos o terapéuticos.
Que atribuyan a determinadas formas, presentaciones o marcas de productos alimenticios de consumo ordinario concretas y específicas propiedades preventivas, terapéuticas o curativas.
Que pretendan aportar testimonios de profesionales sanitarios, de personas famosas o conocidas por el público o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo.”

Y esto es lo que afirma el método dukan

“Con el Método Dukan usted logrará adelgazar de forma inmediata”
[podrá] “mantener su peso estable durante el resto de su vida”,
“dieta basada en el consumo de proteínas naturales”, y
“más de 1 millón de lectores en Francia ya han adelgazado siguiendo los cuatro pasos de esta dieta”.

¿Y qué es lo que afirman las dietas hipocalóricas tradicionales?; pues básicamente lo mismo, que haciendo su dieta empezarás a perder peso de forma paulatina desde el primer momento, que siguiendo las recomendaciones de tu médico/endocrino/dietista conseguirás mantener tu peso a largo plazo, que la dieta está basada en alimentos naturales (con proteínas naturales, dukan se refiere a que en su dieta no tomas sobrecitos de proteínas si no carne, pescado, lácteos y huevos) y que su dieta es la única que funciona porque está científicamente probada y avalada.

  • Errónea atribución de capacidad adelgazante a las proteínas dietéticas: No lo hace, lo que dice es que las proteínas (y no las protéínas dietéticas) sacian más y por tanto comes menos, ergo pierdes peso. Se atribuye “la alta ingesta de proteína ha sido asociada a enfermedades crónicas como osteoporosis, cálculos renales, insuficiencia renal, cáncer, enfermedad cardiovascular y obesidad.” ¿Y no es ese precisamente el mal de la actual sociedad occidental? La “epidemia” de obesidad viene precisamente porque en la rica sociedad actual comemos demasiadas proteínas, grasas y azúcares rápidos. Cuando llevas años alimentándote desequilibradamente, demasiadas grasas, proteínas y azúcares… ¿Realmente va a suponer tanta diferencia prolongar el desequilibrio 2 ó 3 meses más?
  • Potenciales daños asociados al seguimiento de su “método” o “dieta”. “La dieta propuesta por el Sr. Dukan puede comportar desequilibrios nutricionales y puede ser altamente arriesgada ya que podría comportar alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales, de crecimiento o de rendimiento”. Posiblemente es muy cierto, pero ¿Las dietas hipocalóricas no? ¿Seguro? ¿Cuantas personas han tomado ansiolíticos, antidepresivos y pastillas para dormir mientras hacían una dieta hipocalórica simplemente porque el hambre los tenía irritables, de mal humor, faltos de sueño y en un estado permanente de ansiedad?

CONCLUSIÓN
Con todo esto, no quiero decir que la Dieta Dukan sea saludable, probablemente sea tan poco sana como la pintan (Como ya he dicho no soy médico). Y está claro que el señor Dukan se está haciendo multimillonario y ampliando su negocio todo lo que puede (quien no lo haría), pero si esta dieta realmente es tan poco saludable, los argumentos en contra deberían ser un poco más contundentes y menos sofistas para tener algo más de éxito…. ¿o es que no interesa?

Categorías:Alimentación y salud
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: