Inicio > Mantenerse a salvo en la bici > Mejor por la calzada!

Mejor por la calzada!


Ya hace un par de años comenté lo peligroso que me parecía el carril bici de La Manga: “El carril bici de La Manga es peligroso, tiene mil cruces y salidas de callejuelas y garajes, desaparece, pasa pegado a coches aparcados en batería y todos los pasos de peatones están pensados para que el peatón espere precisamente en el carril bici (los botones de “espere verde” suelen estar situados en la mediana entre el carril bici y la calzada), así que hay que ir con 1000 ojos“. Por aquel entonces no sabía que todos los carriles bicis son así, era el único por el que había circulado. Tampoco es que me importara mucho en aquel momento, en la manga 10 meses al año no hay tráfico, ni personas, con lo que ir por el carril bici me parecía hasta divertido: había que estar pendiente fijarse en todo y me parecía como una carrera de obstáculos: divertidísimo!

Bike Lane by Dan Horst

Pero claro, la cosa cambia cuando te encuentras en un entorno urbano, lleno de coches y de peatones circulando, todos con prisa por llegar a su trabajo, a su casa, a ver a su novia o vete tu a saber.  El caso es que cuando utilizas la bicicleta como un medio de transporte, ir jugándote la vida, haciendo los 100 metros valla cada vez que tienes que desplazarte como que no tiene mucha gracia.

En principio, la teoría del carril bici está muy bien. Los carriles bici te apartan de los coches de manera que puedas ir por un entorno seguro sin preocuparte de que te atropellen los coches.  Muy bonito, pero eso es precisamente lo que no son. Porque en realidad, lo que hacen, es apartarte del tráfico, haciéndote invisible e impredecible, te convierten en el famoso niño que corre detrás de la pelota saliendo inopinadamente a la calzada.

By Richard Masoner

¿Y cómo giro a la derecha? ¿Y a la izquierda?

  1. Los carriles bicis convierten todos los cruces en extremadamente peligrosos: Cómo no estás en el tráfico, los conductores no te ven. No estás ni en la acera, ni en la calzada, estás en el limbo.  ¿Qué pasa si llegas a un cruce y quieres seguir recto?  Los coches que van a torcer a la derecha, miran a ver si hay peatones cruzando, pero tú no estás en la acera a punto de cruzar, así que no te ven y la posibilidad de que se te echen encima sin haberte visto es extremadamente alta.  Y lo mismo se aplica si tu intención también es girar a la derecha. La dinámica es la misma. La unica posibilidad es pararse en cada cruce y asegurarse de que nadie se te va a llevar por delante.
  2. Los carriles bici imposibilitan los giros a la izquierda: Los carriles bicis suelen estar a la derecha de la calzada, llegas a un cruce y quieres torcer a la izquierda ¿Qué haces? Pues lo único que puedes hacer: te bajas de la bici, esperas a que el semáforo se ponga en rojo, cruzas, te diriges andando a la calle que quieres coger, vuelves a esperar el semáforo y cruzas para colocarte en el sentido en el que quieres ir y te reincorporas al tráfico o al carril bici si lo hay. (práctico y rápido ¿eh?)
  3. Los carriles bici están llenos de obstáculos: vehículos mal aparcados, contenedores de basura, paradas de autobús, puertas que se abren, asientos…. las cosas más alucinantes te puedes esperar en un carril bici. Eso te obliga a ir muy despacio y en muchas ocasiones te hacen salir a la calzada cuando los conductores no se lo esperan precisamente porque hay carril bici.

    by  gary rides bikes

    Qué gustito si alguien abre una puerta sin mirar

  4. Los carriles bici convierten las salidas de garaje y las paradas de autobús en un peligro: Lo mismo de siempre, ni estás en la calzada, ni estás en la acera, los coches no te ven (y no te digo ya los autobuses).
  5. Los carriles bici son estrechos: A veces son tan estrechos, que casi tienes que pararte cuando el carril es bidireccional y viene un ciclista de frente. Además, anulan en muchas ocasiones la distancia de seguridad que otros vehículos deben mantener.
  6. Los carriles bici te hacen bajar la guardia: Da la sensación de que estas seguro, apartado del tráfico cuando no es así; en el carril bici, muy al contrario, hay que ir con mucho cuidado y con ojos en la nuca.
  7. Los carriles bici ralentizan a las bicis: Visto lo visto, un trayecto en el que podrías tardar 10 minutos yendo por la calzada, puede convertirse en más del doble utilizando el carril bici por lo que las principales ventajas de la bici urbana en trayectos cortos se pierden: rapidez y comodidad.
  8. Los carriles bici hacen que esté mal visto circular por la calzada: incluso en los sitios dónde no hay carril bici! Ante una red de carriles bici, los demás usuarios de la vía esperarán de ti que los utilices, incluso si para llegar a tu destino tienes que dar un rodeo de varios kilómetros. Esto se traduce en el cabreo mala actitud hacia los ciclistas por parte de otros usuarios de la vía. Crea una presión social para apartar a los ciclistas de las calles que puede llevar incluso a la prohibición de que las bicicletas circulen por la calzada com ya ocurre en varias ciudades.
  9. Los carriles bici convierten a los peatones en tus enemigos:  Los peatones son los usuarios más vulnerables de la vía. Todos somos peatones. A raíz de las “aceras-bici” (que son multitud) y de la tendencia a seguir por la acera cuando se acaba el carril bici, estamos invadiendo un espacio destinado a personas que van a pie dónde tienen derecho a  sentirse seguras y dónde lo último que se esperan es un vehículo a toda velocidad. Y así en lugar de ser nuestros aliados naturales, que lo son, se resienten y “reniegan” de las bicis.

    By LA Wad

    ¿Y los peatones por dónde van?

  10. Los carriles bici impiden que aprendas a circular en bici: Al apartarte del tráfico y crearte una falsa sensación de seguridad, los carriles bici impiden que circules con normalidad en el tráfico impidiendo que aprendamos circular. Antes o después nos vamos a encontrar con situaciones en las que no hay carril bici. Ir por la acera no es una opción… ¿no sería mejor aprender? ¿Integrarse en el tráfico con normalidad? ¿Hacerse respetar en lugar de dejarse apartar?

Más información: biciescuela granada, ciudad ciclista, en bici por Madrid

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: